A Marruecos con piraguas

nairobitarzaleak 1456151749136 Nairobitarra | 1987-12-18 10:24

                                                   **Ikusi argazkiak/Ver album**

Llevábamos tiempo queriendo hacer un reportaje de aguas bravas en Marruecos, la idea era atractiva pero… los ríos distaban mucho unos de otros y alojar a tanta gente podía ser complicado en algunos sitios.


Que mejor que con la Nairobitarra como campamento base móvil.
La idea fue un éxito conseguimos navegar y filmar en varios ríos del país por el que nos movimos con facilidad y soltura de la mano de Josu y Angel al mando del autobús.

Cuando nos dirigíamos a la cabecera del río Ourika iba sentado junto a Josu en el asiento del copiloto empapándome de su sabiduría y disfrutando de sus relatos cuando de repente dijo: “algo no va bien, la temperatura del motor está subiendo”.

Paramos y tras echar un vistazo al aceite del motor nos dijo que deberíamos parar ya el agua se estaba mezclando con el aceite y que aquello tenía mala pinta.

Conseguimos localicar a Angel que con su moto estaba yendo hacia  Imlil para ascender con los esquís de Telemark al Toubkal y regreso en poco tiempo.

Visto y no visto en cuestión de minutos se pusieron unos buzos de mecánico y empezaron a soltar el motor, una tuerca por aquí una arandela por allá, hasta que llegaron a los cilindros, pero no se detuvieron ahí soltaron pistones camisas, cigüeñal, TODO, lo desmontaron todo.

Nosotros estábamos convencidos de que el autobús se quedaría allí por un tiempo pero ellos siguieron trabajando duro sin descanso durante no sé cuantas horas hasta conseguir llenar el interior del autobús de piezas y tornillos y vaciar el hueco del motor de cualquier tipo de pieza metálica.

Luego tiraron de agenda y consiguieron que un amigo de no se que taller de Tolosa consiguiera que unas piezas que vinieron creo que de Noruega llegarán a Marrkech en 24 horas, INCREIBLE.

Pero, no quedó ahí la cosa, fueron capaces de encontrar el lugar de cada arandela de cada fleje de cada galga del motor y no sobró ninguna, todas encajaban en su lugar adecuado.

Lo hicieron con naturalidad, como quien cumple con su trabajo rutinario, luego con la modestia que los caracteriza decía que todo había sido gracias a un taller cercano que les dejo una llave dinamométrica con la que pudieron dar el par justo a las tuercas que sujetaban el motor.

ANDA YA, todo por una llave, y vosotros que? Vosotros sois los que habéis tenido el ingenio y la destreza de repararlo.

Al día siguiente atravesamos el puerto de Tizi Tichka con sus más de 2.000 metros de altitud y 60 km de ascensión para llegar a Zagora y navegar en el Draa junto a unas lavanderas que mientras golpeaban la ropa, se reía y gritaban a nuestro paso, imágenes que difícilmente se borraran de mi memoria.

Antxon Arza
                                                **Ikusi argazkiak/Ver album**


Leave a Comment: